LA HUELGA DE LOS MAESTROS EN PERÚ

Este año 2017 los maestros ya llevan más de dos meses de huelga indefinida. Sus reclamos son justos como lo han sido siempre. Recuerdo que viví una de las huelgas más largas durante el gobierno militar cuando  estaba iniciando mi labor docente. Cerca de tres meses luchando contra la dictadura, hasta que finalmente se tuvo que levantar la huelga sin conseguir prácticamente nada. Muchos profesores fueron despedidos, otros trasladados a zonas más alejadas; tuvimos que trabajar durante nuestras vacaciones del verano para recuperar las clases perdidas, pero finalmente no nos pagaron un solo centavo por los días no trabajados. Fue un abuso grande que cometió el gobierno militar en la década de los 70. Posteriormente han continuado las huelgas en casi todos los gobiernos sucesivos y nunca se logró una verdadera reivindicación económica. El sueldo del maestro en Perú nunca ha sido justo; hoy tampoco lo es, y nunca lo será mientras no exista la voluntad de un gobierno que reconozca a la educación como tema prioritario en nuestro país; y para ello tiene que haber un cambio radical en nuestro   sistema educativo. En muchos artículos escritos en “Puente Cultural” he manifestado que nuestro sistema educativo está totalmente obsoleto, necesitamos un cambio urgente, pero un cambio integral. Antes me parecía que no había decisión de ningún gobierno de turno; ahora ya no me parece, porque puedo manifestar de manera contundente que verdaderamente a ningún gobierno le ha interesado ni le interesa la educación en nuestro país. Actualmente Perú y Colombia son los países que menos invierten en educación. Perú invierte casi el 3% del PBI mientras que Colombia el 2,8%. En cambio, la inversión de nuestros vecinos es: Bolivia el 5,6%, Chile el 4,2%, Ecuador el 5,2%. La sorpresa es que Bolivia ya se encuentra entre los 10 países del mundo que más invierte en educación, obviamente junto a Brasil, Argentina, Cuba, Costa Rica y Venezuela. Por consiguiente, si no se eleva la inversión en educación no habrá una buena reforma y seguiremos en lo mismo.

Por otro lado, la evaluación de los maestros es un tema bastante polémico; en estos momentos es el factor principal de los maestros por lo que no levantan la medida de fuerza. El tema de la evaluación, requiere de mucho análisis; comenzando por ¿Quién o quienes preparan la evaluación y su respectiva rúbrica? ¿Hay personal capacitado en el MINEDU? Sabemos que la mayoría de funcionarios no son profesionales de la educación o apenas son Bachilleres incluyendo la misma Ministra de Educación. Es una lástima que esto ocurra en nuestro país; generalmente los ministros de educación casi nunca han sido maestros. En Perú hay tanta gente incapaz en educación que por suerte o favoritismo les llega un cargo directivo y automáticamente se transforman; se creen los sabelotodo, cuando en realidad no saben ni dónde están parados ¿Esos Bachilleres o no profesionales de la educación estarán en condiciones de capacitar y evaluar a los maestros? Creo que no, y ese es el reclamo de los profesores. Para que haya una evaluación seria y responsable debe haber previamente una capacitación también seria y responsable dirigida por verdaderos profesionales de la educación. Por ello, el MINEDU debería entablar convenios con las universidades de prestigio del Perú para que capaciten y evalúen a los profesores. De esta manera estoy seguro que ningún maestro se opondrá al tema de la evaluación que hasta hoy es el tema donde no se ponen de acuerdo las partes para reiniciar las labores escolares y dejen de perjudicar a los escolares que difícilmente podrán recuperar el tiempo perdido. 

“Cualquier país del mundo que invierta lo suficiente en educación podrá despegar de manera proporcional a su inversión y saldrá del subdesarrollo con mayor facilidad respecto a aquellos que descuiden este aspecto económico”

 

Deja un comentario