Artículos Recientes

<< >>

DESPIERTEN QUERIDOS ALUMNOS

Estamos ingresando a la segunda mitad del año escolar, al mismo tiempo estás por culminar un grado más de tus estudios. Mi querido alumno, mi querida alumna, despierta, motívate y culmina con dignidad tu año escolar. Para nosotros tus profesores que hemos vivido otras épocas en nuestra adolescencia, probablemente nos parecerá muy sencillo que aceptes el reto de ese despertar; sin embargo también comprendemos que hay

MAESTRO…ANÉCDOTA DE UNA CANCIÓN

Maestro  El año 1985, me desempeñaba como asesor de matemática del Colegio César Vallejo de  la Victoria en Lima-Perú, del cual soy fundador, en aquel entonces escuché por primera vez la canción titulada “maestro”  interpretada por un alumno en la actuación por el día del maestro y quedé maravillado de la melodía y  el contenido  de la canción. Ese mismo día    le pedí al alumno que me proporcionara

EL DÍA QUE CONOCÍ AL POETA CÉSAR VALLEJO

Cada vez que leo “Los pasos lejanos”, poema de César Vallejo, recuerdo y vivo mi niñez como si fuera ayer. Es que no puedo olvidar la relación que pude encontrar entre un pasaje de mi vida infantil con el contenido de dicho poema. Resulta que cuando aún no conocía nada sobre Vallejo,  un cierto día partió mi hermano mayor de la ciudad de Huaraz rumbo

¡NO TE METAS EN MI VIDA!

Cuando escribía un Boletín más de “Puente Cultural”, me llegó el correo de una distinguida  madre de familia, preciso para poder publicarlo en la presente edición. El título es impactante, pero más impactante aún, es cuando esa expresión tosca y pedante sale de los labios de un hijo dirigido a su padre o madre. Siempre he dicho que a partir de la adolescencia, los  hijos se

REFLEXIÓN PARA PADRES E HIJOS

Un joven fue a solicitar un puesto gerencial en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial y ahora iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio en su CV sus logros académicos y eran excelentes. Y le preguntó: ¿Recibió alguna beca en la escuela? El joven respondió “no”. ¿Fue tu padre quien pagó tu colegiatura? “Mi padre murió cuando yo tenía

LA URGENTE NECESIDAD DE FORMAR A LAS FAMILIAS (Mg. Iván Castillo Plácido)

A través de los últimos años, mi experiencia y la formación que voy recibiendo, me han hecho entender una nueva visión educativa que antes no consideraba como prioridad en mi trabajo profesional. Como docente de carrera y vocación, me doy cuenta que la verdadera misión de todo centro educativo, debe ser la de orientar y ayudar a las familias en la educación de sus hijos.

Y es que como docentes profesionales que somos, debemos recordar nuestra época de estudios universitarios cuando nos enseñaban el significado y las diferencias entre educere y educare. Esto en realidad nos hace pensar que, somos nosotros quienes conocemos las herramientas y estrategias para ayudar a formar a los niños, incluso podría atreverme a decir que, en muchos casos los conocemos más que sus propios padres; por lo tanto, debemos enfocarnos a la orientación  a ellos mismos. Sabiendo que pasamos por una sociedad donde prevalece el pensamiento del “hombre light”, necesitamos reestructurar nuestra misión educativa, ya no podemos hablar de misiones como: “que el alumno le encante venir a estudiar” o: “dar sólidos conocimientos para un futuro mejor”, pues el problema principal que vemos en muchos de los chicos radica principalmente en la formación de su hogar. Entonces debemos prepararnos para ayudar a nuestros alumnos desde las familias. Mi centro de trabajo por ejemplo, tiene como objetivo: hacer un trabajo profesional que otorgue formación con sentido trascendente a los alumnos y sus familias, pero también a los maestros. Y es que, formando a los alumnos y a las familias, atendemos una EMERGENCIA EDUCATIVA: pues nuestra sociedad ha tenido fracasos en lograr personas sólidas y capaces de colaborar con los demás; personas que no han sido educadas en la libertad. Además, hay que luchar en la sociedad reafirmando en la familia su verdadero SENTIDO DE FAMILIA, pues leyes civiles y costumbres en muchos países, desgraciadamente se empeñan en pervertirlos.

Es sorprendente cómo en los últimos 10 años por ejemplo en nuestro país, los divorcios aumentaron más de un 50%. Esto hace ver la necesidad de trabajar en la Promoción de la Familia: una comunión de amor de hombre y mujer indisoluble y abierta a la vida; así como en su formación espiritual, enseñarles que el Matrimonio es un camino de santidad y que la familia es la columna insustituible para la RECTA ORDENACIÓN DE LA SOCIEDAD.

EL PERÚ NECESITA URGENTE BUENOS MAESTROS

La vocación de maestro en el Perú siempre ha estado y sigue devaluada. Ahora más que nunca son muy pocos los que piensan elegir como profesión la docencia. En la cultura de los peruanos el ser maestro es la última opción. ¡Qué pena!…peor aun cuando muchos de los que hoy son profesores, tomaron al magisterio como un trampolín para seguir posteriormente otra carrera y en la mayoría de esos casos no lograron su propósito y se quedaron definitivamente como profesores.

Soy un convencido que el progreso de una nación depende fundamentalmente de una buena educación la misma que está a cargo de los docentes (al margen lógicamente de la política de Estado que será necesario tocar en una próxima edición); y por lo tanto los profesores se convierten en pieza clave de la transformación de las naciones, siendo indispensable que dichos docentes tengan una preparación de calidad. Nuestro Perú necesita urgente de buenos maestros para iniciar su verdadera transformación, y por ello me dirijo a los estudiantes del Perú, principalmente a los del 5to de secundaria, para que incluyan al magisterio como una opción profesional y los invito cordialmente a aceptar el reto de contribuir al progreso de nuestro país.

Para ustedes jóvenes estudiantes, escribo estas líneas con la firme esperanza que reflexionen y tomen la decisión de prepararse para ser más que un profesor,  un maestro…un buen maestro.

Generalmente cuando los jóvenes dicen, “Quisiera ser maestro”, los padres y aún los mismos profesores les salen al encuentro diciéndoles ¡NO! ¡Cómo vas a escoger esa carrera!, pues no te representará ningún beneficio económico, aparte de ser muy sacrificada…Yo les diré: “El ser maestro, es una de las tareas más  sublimes de todas las profesiones, porque maestro es el modelador del alma, es aquel que con su ternura, su disciplina y su verdad, va moldeando y sembrando hábitos, valores y conocimientos en los estudiantes. Para ser maestro, sólo hay que ser capaz de dar amor a la juventud y amor a la niñez”.

Si deciden ser verdaderos maestros, les sugiero que estudien con empeño, pensando que su entrega profesional será grande. No hay beneficio económico que pueda pagar sus desvelos. El magisterio les reportará probablemente lo indispensable para vivir, pero la alegría, cual jardinero que ve dar frutos en el jardín ajeno, serán las satisfacciones de encontrar a quienes en una oportunidad fueron sus pupilos, ocupando cargos importantes en la sociedad, y verán  en cada uno de ellos su obra hecha realidad.

Querido amigo estudiante que culminas tu secundaria, si tu inclinación es por esta profesión, estúdiala con amor, ya que el verdadero maestro, no es el que solo instruye a sus alumnos, sino el que también logra que éstos sepan más que él. Maestro es el que quita de los ojos la venda de la ignorancia, abriendo un porvenir ante cada estudiante. Maestro es el que sonríe ante las travesuras de un niño y lo corrige, el que comprende las dudas y la inestabilidad del adolescente y trata de orientarlo, el que no comercializa su profesión, el que se satisface con el triunfo del que guía, el que se preocupa y estudia el problema de cada alumno, el que guarda en secreto las congojas y las angustias que sus alumnos le confían.

Finalmente debo decirles que no escojan esta profesión porque no tuvieron la oportunidad de lograr otra carrera. Si no aman a la juventud, podrán tener un título profesional, pero no serán maestros, ni mucho menos buenos maestros, pues no encontrarán los recursos necesarios para orientar a sus alumnos y para llegar a sus corazones;  y entonces….¡sencillamente se sentirán fracasados! Y eso no le hace bien a nuestro querido Perú.

LOS TRES PILARES DE LA EDUCACIÓN

El libro “Viva la diferencia” de la psicóloga Pilar Sordo, tiene en su segunda parte temas muy interesantes referidas a los adolescentes y que los  padres de familia deberían leer, sobre todo cuando Pilar Sordo dice que los padres de los adolescentes recibieron el mensaje de que DEBÍAN SER AMIGOS DE SUS HIJOS y esto se entendió, al parecer, como dejar la autoridad, no colocar límites, sólo ser amigos, contar con su confianza. Aquí se origina uno de los errores, a mi juicio –prosigue la psicóloga- que ha llevado a muchos problemas que hoy tienen los jóvenes: LA FALTA DE AUTORIDAD Y DE LÍMITES.

Todos somos conscientes que lo expresado por Pilar Sordo es sencillamente la pura realidad; los estudiantes adolescentes han ganado demasiado terreno en este aspecto y las consecuencias están a la vista. Sugiero que la primera acción que les compete a aquellos padres es recuperar la AUTORIDAD Y EL CONTROL.

Otro tema interesante que escribe Pilar Sordo es acerca de los tres pilares de la educación; comparto con ustedes lo que escribe la psicóloga en esta segunda parte de “Viva la diferencia”:

Recuerdo a un adolescente  cuando me dijo por qué tenía que decir que NO a la marihuana si nunca le habían dicho que NO a nada y, si le decían que NO él hacía que ese NO se transformara en SÍ. Esta es la realidad en que viven nuestros hijos: PARA QUE UN ADOLESCENTE PUEDA DECIR NO A ALGO, DEBE HABER ESCUCHADO MUCHOS NO EN SU INFANCIA. Sólo así habrá aprendido que hay cosas que se hacen y otras que no, hay cosas que son buenas y otras no, pero estas pautas las tienen que obtener de los adultos cercanos y significativos, principalmente de papá y mamá.

A partir de la realidad que he vivido, con la que he trabajado y en la que he compartido con los adolescentes, surge la pregunta sobré qué y cómo hacer para darle “temple” que hoy le falta a esta generación. A modo de respuesta, propongo esto que he llamado LOS TRES PILARES DE LA EDUCACIÓN: Responsabilidad, educación en libertad y educación de la fuerza de la voluntad.

La educación de la responsabilidad consiste en la entrega de deberes de vida, y no sólo académicos, que les permitan de a poco sentirse aptos para enfrentar la vida. Luego viene la libertad, ya que nadie puede ser libre si no es responsable primero; es fundamental entregar un concepto de libertad adecuado ya que estos jóvenes –y, porqué no decirlo, la mayoría de los adultos también- tienen un concepto de Libertad basado en “hacer lo que yo quiero” y la libertad no es eso, es “hacer lo que tiene sentido para mi proyecto de vida”. Para poder ejercer  la libertad necesito del tercer pilar que es la educación  en la fuerza de voluntad.

Para poder formar estos tres pilares se necesitan ciertas condiciones que den consistencia y fuerza, como lo será el ser consistente dentro de las pautas de  educación frente a los niños. Esto implica no desautorizarse entre los adultos significativos de los niños, mantener los castigos hasta el final y no cambiar los puntos de vista. La educación de la fuerza de la voluntad se logra no facilitándoles todo sino “haciéndoles más difícil” la vida; que los premios sean eso; premios que se dan frente al buen comportamiento y el conocimiento de que en la vida las cosas cuesta ganárselas.