Artículos Recientes

<< >>

DESPIERTEN QUERIDOS ALUMNOS

Estamos ingresando a la segunda mitad del año escolar, al mismo tiempo estás por culminar un grado más de tus estudios. Mi querido alumno, mi querida alumna, despierta, motívate y culmina con dignidad tu año escolar. Para nosotros tus profesores que hemos vivido otras épocas en nuestra adolescencia, probablemente nos parecerá muy sencillo que aceptes el reto de ese despertar; sin embargo también comprendemos que hay

MAESTRO…ANÉCDOTA DE UNA CANCIÓN

Maestro  El año 1985, me desempeñaba como asesor de matemática del Colegio César Vallejo de  la Victoria en Lima-Perú, del cual soy fundador, en aquel entonces escuché por primera vez la canción titulada “maestro”  interpretada por un alumno en la actuación por el día del maestro y quedé maravillado de la melodía y  el contenido  de la canción. Ese mismo día    le pedí al alumno que me proporcionara

EL DÍA QUE CONOCÍ AL POETA CÉSAR VALLEJO

Cada vez que leo “Los pasos lejanos”, poema de César Vallejo, recuerdo y vivo mi niñez como si fuera ayer. Es que no puedo olvidar la relación que pude encontrar entre un pasaje de mi vida infantil con el contenido de dicho poema. Resulta que cuando aún no conocía nada sobre Vallejo,  un cierto día partió mi hermano mayor de la ciudad de Huaraz rumbo

¡NO TE METAS EN MI VIDA!

Cuando escribía un Boletín más de “Puente Cultural”, me llegó el correo de una distinguida  madre de familia, preciso para poder publicarlo en la presente edición. El título es impactante, pero más impactante aún, es cuando esa expresión tosca y pedante sale de los labios de un hijo dirigido a su padre o madre. Siempre he dicho que a partir de la adolescencia, los  hijos se

YO AMO A MI PADRE… Y TU?

  Cuando digo: yo amo a mi padre,  gramaticalmente la expresión es incorrecta,  puesto que estoy afirmando en presente cuando mi padre murió  hace ya muchos años, pero en este caso, dejo de lado las reglas gramaticales y apoyándome sólo en  las reglas sentimentales,  puedo expresar con emoción y amplia libertad  por el resto de mi vida: “Yo amo a mi padre”. Efectivamente, siento cercanía

REFLEXIONES PARA EDUCAR A LOS HIJOS

En estos tiempos, muchas familias han olvidado lo que significa educar a los hijos; es verdad que en medio de las ocupaciones y compromisos del trabajo y del hogar e inmersos en un mundo agitado y estresante, se ha perdido la brújula que conduce a una buena educación de los hijos; por ello deseo recordarles algunos aspectos relacionados a dicha educación a fin de que puedan ponerlo en práctica en el hogar.

Nunca olviden que educar a los hijos en casa es sobre todo incentivar el bien, impartir buenas costumbres, valorizar las buenas obras y estimular acciones positivas. Los padres deben educar la “voluntad” y los “sentimientos” de los hijos. Preparar a un hijo para la vida no es satisfacer todas sus voluntades y todos sus caprichos. Enseñen a sus hijos a oír un “no”. No impongan la renuncia, pero llévenlo a aceptarla libremente. Si no aprende ahora a decir “no” a lo permitido, luego no sabrá decir “no” a lo prohibido.  Por otro lado, como dice un artículo de la web Católico de Javier, el exceso de mimos echa a perder a los niños; los hijos muy mimados sufren mucho en la vida. Vivirán siempre alterados e inseguros. El exceso de mimos, censuras, críticas y castigos es la principal causa de la inseguridad en los jóvenes. Los grandes hombres de la historia soportaron pruebas y privaciones en la vida. Poco se puede esperar de los hombres que nunca supieron lo que son privaciones, renuncias y sacrificios. Los que reciben todo en la infancia no sabrán dar nada como adultos.

Además, aprovecho la oportunidad para decirles a los padres, que reaccionen con sumo cuidado frente a problemas ocasionados por sus hijos. No olviden que la cólera es nociva y peligrosa para corregir a los hijos. La ira nos lleva a decir palabras sin pensar y a actuar irreflexivamente. El hablar sin pensar y el actuar sin reflexionar pueden lastimar, herir, ofender y llevar a cometer incluso injusticias. Hablen con sus hijos con calma pero con energía; porque la ira, puede hacer que  cometan desatinos. Muchos padres llevados por la ira del momento, podemos herir el corazón de nuestros hijos con palabras muy duras. Después, cuando estemos en calma, reflexionamos y nos  arrepentimos; pero será demasiado tarde. Por ello queridos padres, piensen antes de hablar y reflexionen antes de actuar.

LOS CELULARES

Hoy en día, es casi imposible ver a un adolescente sin el celular en la mano; más aun cuando ahora los celulares inteligentes tienen Internet. Pueda que vean a un grupo de amigos, pero en ese grupo participan el doble o triple de amigos de los que uno puede ver, porque cada uno está conectado a otros amigos a través del celular. Entonces si se le pregunta a un joven estudiante ¿El celular es maravilloso? La respuesta será: sí. ¿El celular hace casi todo?, ellos responderán: sí. Ellos no saben las consecuencias a la que están expuestas con el uso indebido de ese aparato mágico llamado celular; es decir, olvidaron la propaganda anti celular.

Según la epidemióloga Devra Davia; doctora en estudios científicos de la universidad de Chicago y Máster en  salud pública, afirma que los límites de radiación emitidos por el FCC (organismo que controla las comunicaciones en los Estados Unidos de América) son excedidos si dejamos el celular en el bolsillo. La doctora Devra dice: “poniendo en riesgo mi reputación científica, estoy en condiciones de afirmar que tenemos fuertes evidencias que la radiación que emiten los celulares dañan las células vivas”. La radiación penetra 2 veces más en el cerebro de los niños. Y la médula ósea de un niño absorbe 10 veces más radiación de microondas del celular; por este motivo en Francia se volvió ilegal la venta de celulares a los niños, ya que de acuerdo a los estudios de la doctora Devra, esto representa una bomba de tiempo.

Recuerden que si se conversa en un elevador, la radiación está rebotando permanentemente en las paredes y es más intensa en quienes la usan y quienes están cerca. Quien vive hasta 100 metros de una antena de celular tiene 33% más riesgo de morir de cáncer que la población en general; y es que los celulares se pueden apagar, mientras que la antena no. Cuando usamos el celular apoyado en la oreja, 75% de la energía que sería usada en la conexión es absorbida por la cabeza. Los riesgos de tumores son en la próstata, mamas, pulmón, intestinos, piel, tiroides y principalmente la cabeza.

Nunca tuvimos al 100% de las personas fumando. Ahora tenemos casi al 100% de la población usando celulares.

Vivimos en la época de la modernidad y en muchos casos se convierte en necesidad el uso de los celulares, pero para ello nos sugieren tomar en cuenta ciertas reglas que limitarían estar expuestos a las radiaciones que a futuro pondría en riesgo la salud y también la vida de los usuarios. Mucha atención de las siguientes reglas:

  • Use audífono o viva-voz para conversar.
  • No deje el teléfono ni cerca ni arrimado al cuerpo.
  • Si tuviera que dejarlo en el bolsillo, gire el lado del teclado hacía su cuerpo.
  • Envíe mensajes de texto antes que conversar.
  • Cuando no utilice el celular en la casa, apáguelo.
  • No hable si la señal estuviera débil.
  • No use el celular como despertador.
  • Si no lo necesita, no use el celular.

LA MEJOR ESCUELA SERÁ SIEMPRE EL HOGAR

Los escolares en el Perú entero reiniciaron sus labores académicas correspondientes al año 2012; hay nuevamente alegría y vida en los locales escolares, los padres de familia de miles de estudiantes piensan que la misión está cumplida al haber logrado matricular a sus hijos, la mayoría de ellos haciendo grandes esfuerzos principalmente económicos; sin embargo, les recuerdo que para cumplir la verdadera misión, falta aun mucho por recorrer. En estos tiempos, la escuela necesita urgente del apoyo de los padres de familia; hoy más que nunca los padres deben estar más cerca de sus hijos dándoles en primer lugar mucho amor y en segundo lugar ejerciendo sobre ellos un verdadero control sin perder la autoridad correspondiente. Papá o mamá deben acercarse a los colegios para conocer el avance y las  incidencias de sus hijos, para solicitar orientación a los profesores o tutores, para coordinar acciones que permitan mejorar el nivel de rendimiento académico, etc. Este acercamiento debe ser permanente y en especial las primeras semanas  de iniciadas las labores, sin tener que esperar por cierto los últimos días del año escolar.

Finalmente, todos sabemos que la educación de los hijos cuesta; sin embargo hay una educación gratuita, y es  la que se da en el hogar. Pude ver hace poco en una red social un mensaje muy interesante, el mismo  que tuvo muy buena recepción; comparto con ustedes y principalmente con los padres de familia dicho mensaje:

“Hay una educación gratuita, y es la que usted le puede inculcar a sus hijos…Enséñeles a respetar, a no destrozar, a no mentir, a no robar, a ser responsables, esforzados, solidarios, a tener valores, a no ser violentos y a no dejarse manipular. Es muy bueno luchar por la educación de calidad, pero…..La buena educación comienza en el hogar. ¡No delegue a los maestros lo que usted debe y tiene que hacer!